Una traducción jurada es aquella que es realizada por un traductor-intérprete jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC) que firma y sella dicha traducción validando la misma con una certificación regulada por ley, y cuya entrega se realiza en papel impreso. También puede adelantarse la versión escaneada de la misma.

¿Cuándo se requiere una traducción jurada? Normalmente suele exigirse para trámites oficiales y legales, como registros, notarías, trámites académicos, juzgados, etc.

El tipo de documento puede ser de diferente índole: títulos y diplomas, documentos de identidad, certificados (de nacimiento, matrimonio, bancarios, etc.), poderes notariales, informes jurídicos, reclamaciones judiciales, contratos, testamentos, escrituras, cuentas anuales auditadas, o cualquier documento que necesite validar.

Las traducciones juradas se enviarán impresas y selladas por correo certificado.

Las traducciones Jurídicas (o Legales) son aquellas que aun siendo de temática legal, no requieren la certificación del traductor jurado, pudiendo ser documentos públicos o privados. Suelen entregarse por correo electrónico. El tipo de documento puede ser variado: contratos (laborales, de compraventa, etc.), demandas y sentencias judiciales, escrituras notariales de todo tipo, actas, cartas, pólizas de seguros, informes periciales, y un largo etc.

Es fundamental que la traducción sea realizada por un profesional nativo con amplia experiencia en el área de especialidad, con gran capacidad para plasmar el espíritu y la fuerza de los documentos originales al idioma destino.

  • Solicite presupuesto
  • Complete el formulario de contacto y le haremos un presupuesto a medida sin compromiso

h-asetradh-gobiernoh-prozh-qualityh-sdl