La traducción financiera o económica y la comercial adquieren cada vez más relevancia en un mundo globalizado en el que las empresas requieren información precisa y fiable en la toma de decisiones de vital importancia, y donde una buena comercialización es clave para lograr el éxito si desea internacionalizar su negocio.

Algunos ejemplos de traducción financiera son: informes anuales, cuentas consolidadas, informes económicos y de auditorías, contratos mercantiles de compra y venta de acciones, páginas web de entidades financieras, folletos comerciales, etc.

Se trata de un campo con especialidades muy complejas como por ejemplo los documentos relacionados con la Bolsa, que exige que el traductor esté familiarizado no solo con la terminología, si no que tenga también conocimientos económicos del área que va a traducir.

  • Solicite presupuesto
  • Complete el formulario de contacto y le haremos un presupuesto a medida sin compromiso

h-asetradh-gobiernoh-prozh-qualityh-sdl